Bichectomía: qué es y para qué sirve esta cirugía de moda entre las famosas

En los últimos años, en parte por la influencia de los filtros de instagram y snapchat, existe una auténtica obsesión por lucir un rostro más delgado y anguloso, con las mejillas más prominentes. Para lograrlo hay un método infalible: extraer la bolas de Bichat. Esa cirugía se conoce como bichectomía, y es una de las operaciones estéticas que más ha crecido últimamente. Famosas como Kendall Jenner, Bella Hadid, Victoria Beckham, Megan Fox o Angelina Jolie han recurrido a ella para lucir un rostro más estilizado.

¿Qué son las bolas de Bichat?

Las bolas de Bichat son unos cúmulos de tejido graso que se localizan en las mejillas y que están presentes en todas las personas. La genética es la responsable de que algunas personas las tengan más grandes dando a su rostro un aspecto más redondeado, frente a otras que, al tenerlas más pequeñas, presentan una cara más afilada. Su tamaño no tiene que ver con el peso corporal. Tampoco tienen una función, por eso se pueden extraer. El doctor Álvaro Sada, cirujano y director del área maxilofacial en Instituto Profesor Sada, explica «la grasa facial es un tipo de grasa rebelde, por mucho que se haga dieta o ejercicio sigue estando ahí. Las bolas de Bichat no hacen justicia a la imagen. De hecho, cuando se extraen suelen tener el volumen de una pelota de golf, un tamaño que sigue sorprendiendo a los pacientes y por el que los resultados son tan visibles».

¿En qué consiste la bichectomía?

Al no tener una función concreta, las bolas de Bichat se pueden eliminar con un objetivo estético. El doctor Bernardo Hontanilla Calatayud, cirujano plástico y vocal de Relaciones con la Universidad e Investigación de SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, señala que «la bichectomía es la extracción de la bola grasa de la mejilla (Bichat) para disminuir el grosor de la mejilla y tener un perfil más delgado del tercio medio de la cara. La extracción se realiza por medio de una pequeña incisión en la cara interna de la mejilla por la cavidad oral. Se lleva a cabo con anestesia local y no requiere ingreso». El doctor Richard Fakin, especialista en cirugía plástica, reparadora y medicina estética, añade que «las cicatrices son de tan solo 1 centímetro permitiendo extraer de 3 a 6 cm de grasa y quedando ocultas».

La intervención, de carácter ambulatorio, puede durar entre 30 y 45 minutos. Esto permite que el paciente retome su vida de forma inmediata.

¿Cómo es el postoperatorio?

El tiempo de recuperación suele rondar los 7 días. Durante el postoperatorio, el doctor Richard Fakin recomienda mantener una «adecuada higiene bucal tras la intervención utilizando un enjuague bucal. Además, de aplicar frío en la zona para que la hinchazón remita más rápidamente. Por lo general no es necesario recurrir a analgésicos». Desde el Instituto Profesor Sada añaden que «durante la primera semana conviene llevar una dieta blanda y procurar no realizar ejercicio físico». Los puntos de sutura son internos y se caen solos.

¿Cuándo se ven los resultados?

El doctor Sada comenta que «pasado el primer mes tras la intervención se pueden observar los resultados definitivos. La mejora de los rasgos faciales es un hecho, el rostro sea se estiliza mejorando su aspecto estético y la armonía facial del conjunto».

02/01/2023 – Clinica Beltran y Obradors