vias_acceso Vías de acceso

 

En esta imagen podemos ver las diferentes Vías de acceso a la cavidad donde de alojará la prótesis y después de la intervención.

Son las siguientes:

VIA AXILAR
Es una de las preferidas en nuestro centro, ya que presenta muchas ventajas:
  • Cicatriz poco visible y alejada de la mama, en el hueco axilar, coincidiendo con un pliegue de la axila
  • No se toca la glándula mamaria, por lo que no se altera la sensibilidad del pezón
  • No interfiere con la lactancia
  • No quedan cicatrices en el tejido mamario, por lo que permite un mejor control de la mama para descartar patología tumoral.
  • Al ser una disección roma y por un plano más anatómico hay menos incidencia de hemorragia y de hematoma.
  • La prótesis se coloca en un espacio poco vascularizado que existe por detrás del músculo pectoral (situación retropectoral).
  • En nuestra experiencia hemos tenido muy pocas complicaciones, menos que en las otras vías utilizadas.
Inconvenientes:
  • Es una técnica cerrada, por lo que es más compleja que otras en las que hay abordaje directo; el resultado depende mucho de la habilidad y experiencia del cirujano en dicha técnica.
  • Las complicaciones, si se llegan a presentar, son más difíciles de resolver que al utilizar otras vías; en algunos casos puede ser necesario practicar un abordaje distinto.
Es la vía de elección en los casos de:
  • Pacientes que no deseen cicatrices en las mamas
  • Areolas de pequeño tamaño
  • Antecedentes familiares de tumoraciones mamarias o pacientes con mamas fibroquísticas que deban seguir controles radiológicos a menudo.
VIA AREOLAR
Puede ser hemiareolar ( solo la 1/2 inferior de la circunferencia de la areola) o periareolar (cicatriz en toda la circunferencia de la areola).

 

La incisión hemiareolar deja una cicatriz menos aparente que la periareolar completa, y además mantiene el degradado de tonos que existe habitualmente en la piel de las areolas. Se puede utilizar cuando la posición del complejo areola-pezón (CAP) es correcto, es decir, no hay que subirlo.

La incisión periareolar completa se utiliza cuando se observa descenso del CAP por estar la mama ligeramente caída, pudiéndose subir el mismo aproximadamente unos 2 cms.

La vía areolar puede servir para colocar la prótesis en cualquier localización de las explicadas anteriormente.

Ventajas:
  • Permite un acceso central en el bolsillo que alojará la prótesis y sirve para cualquier plano de colocación de la misma.
Es la vía de elección en los siguientes casos:
  1. Cuando hay que descender el surco mamario inferior (mamas con surco muy alto)
  2. Cuando hay que asociar una mastopexia
  3. En mamas tubulares o tuberosas
VIA INFRAMAMARIA
Fue la primera en utilizarse y fue reemplazada primero por la areolar y luego por la axilar, para evitar algunas de sus complicaciones.

 

Ventajas:
  • No hay limitación en cuanto a la longitud de la incisión.
  • Abordaje bastante directo, aunque menos que la vía areolar.
  • No se toca la mama, por lo que no interfiere con la lactancia ni los controles mamarios.
  • Permite utilizar cualquier tipo de implante.
Inconvenientes:
  • Cicatrices visibles en la zona del surco submamario
  • Peor tejido de cobertura de la prótesis a nivel del surco; la prótesis está muy cerca de la cicatriz, prácticamente debajo, y existe el riesgo, mínimo, de extrusión de la misma a causa del decúbito.

Es nuestra vía de elección cuando la paciente ya tiene esta cicatriz, o cuando la paciente la prefiere a las otras vías por algún motivo en concreto.

Después de leer esta información, se puede comprender como la elección de la vía de acceso y la situación posterior de la prótesis varía en función de las características de cada caso; creemos que se deben de conocer y dominar todas las técnicas para ofrecer a la paciente la mejor y más indicada para ella.

El tercer tema a decidir es el tipo de prótesis, ya que también en esto hay ventajas y desventajas.