Más del 85% de la población sufre de celulitis, algo que no sólo se limita a las mujeres sino que también afecta a los hombres. La celulitis es la inflamación que tiene el tejido celular justo en la zona debajo de la piel que hace que aparezcan pequeños hoyuelos en la zona, llamados piel de naranja. Suelen aparecer principalmente en las piernas, en la zona de los glúteos y a veces también en la zona del abdomen.

La celulitis no discrimina porque afecta tanto a mujeres con sobrepeso como también a mujeres delgadas y es realmente algo muy difícil de combatir.

De lo que se trata es de poder aplicar distintos tratamientos de medicina estética con el fin de tocar distintos frentes como es por ejemplo la retención de líquidos, entre otros.

Dentro de los tratamientos de medicina estética para la celulitis se destacan aquellos que hacen uso de ultrasonidos como lo son la radiofrecuencia, la carboxiterapia o la mesoterapia, siendo ésta última la más eficaz ya que ayuda a tratar la grasa que está localizada permitiendo que se mejore el aspecto de la piel y que se reduzcan varios centímetros poco a poco.

En la mesoterapia se inyectan algunas cantidades de medicina homeopática debajo de la piel a través de unas agujas muy finas que harán que se mejore la circulación y que se disminuya la grasa que se encuentra localizada.

Poco a poco irá rompiendo la celulitis y favoreciendo de esa forma al drenaje linfático y venoso permitiendo no sólo que se mejore esa zona sino también que se favorece el adelgazamiento.

Este tipo de tratamientos se pueden aplicar tanto en piernas como en rodillas, tobillos, brazos, glúteos, cartucheras e incluso en el abdomen.

El número de sesiones en los tratamientos de medicina estética para la celulitis pueden ser muy variados y dependerá de cada paciente aunque se aplican entre 7 a 12 sesiones que duran unos 30 minutos