Rinoplastia

 

La rinoplastia es una intervención para corregir cualquier defecto de la nariz, ya sea por motivos únicamente estéticos o para reconstruir una malformación, un traumatismo, etc. La rinoplastia exige un estudio conjunto entre paciente y cirujano, para observar a priori la forma y tamaño deseado.

En ocasiones existe, además, una alteración respiratoria debida a un defecto en el tabique nasal o septal, que puede corregirse simultáneamente (rinoseptoplastia). También puede realizarse asociada a una aumento o reducción del mentón, para conseguir el perfil deseado por el paciente, así como un aumento de la prominencia de los pómulos mediante distintas técnicas.

La intervención se realiza habitualmente a través de las fosas nasales, por lo que no hay cicatrices externas. La intervención puede realizarse ambulatoriamente o con ingreso hospitalario de 24 horas.