Preguntas frecuentes

¿QUÉ ES EL ENCAPSULAMIENTO O CONTRACTURA CAPSULAR?

Cuando se va a colocar una prótesis de mama, se diseña un bolsillo donde va a ser colocada la misma.

Normalmente, el organismo, ante la presencia de un cuerpo extraño, crea un tejido conectivo que lo rodea y lo aísla totalmente. Este tejido formará un recubrimiento alrededor de la prótesis de consistencia blanda, en forma de una fina película, que no modificará la forma ni la posición de la prótesis.

Nosotros llamamos a este tejido cápsula peri protésica, y existe en todas las pacientes intervenidas de prótesis mamarias.

El encapsulamiento o contractura capsular se produce cuando este tejido que se forma es demasiado grueso, demasiado fibroso, mucho más duro de lo habitual, y condiciona que la cavidad inicial se modifique, a veces de posición, provocando que el implante se desplace, generalmente hacia arriba, y a veces de tamaño, contrayéndose el mismo y haciendo que la prótesis no quepa en su cavidad, por lo que se pueden formar pliegues y adquirir la forma de “bola” o “pelota” característicos.

Si el encapsulamiento se produce en una sola mama, se puede observar una asimetría, y si es en ambos lados, las mamas se notarán más duras de lo normal, pero se puede mantener la simetría.

Las causas del encapsulamiento son múltiples y a veces desconocidas. Entre las conocidas están los hematomas, las infecciones o contaminaciones del implante, la falta de movilidad en el post-operatorio, la hiperreactividad individual de la paciente, las contusiones , la exudación de gel del implante y la ruptura del mismo.

Para evitar que se produzca el encapsulamiento lo más importante son las medidas preventivas, que deben ser aplicadas rigurosamente y el seguimiento atento de la evolución de la formación del tejido periprotésico, para poder detectar la aparición de contractura capsular en sus fases iniciales e iniciar el tratamiento adecuado en cada caso.

¿CADA CUÁNTO HAY QUE CAMBIAR LOS IMPLANTES?

La mayoría de implantes tienen una garantía del fabricante de 10 años de duración, lo que no significa que este sea el tiempo de duración real de los mismos.

Los implantes actuales de gel altamente cohesivo, con 5 capas de recubrimiento, nos ofrecen una seguridad mayor en cuanto al tiempo de duración del implante una vez introducido en el organismo.

El tiempo real de durabilidad se irá conociendo conforme pasen los años y observemos la evolución de las pacientes intervenidas.

Nuestra opinión es que si se observa que las mamas están bien, es decir, si no existe ningún problema, no es preciso recambiar las prótesis.

En caso de molestias o sospecha de ruptura del implante, deben de realizarse pruebas diagnósticas para descartar o confirmar dicha ruptura.

De todos modos, la intervención para el recambio de la prótesis es mucho más sencilla que la de la colocación inicial del implante, excepto en el caso de que se haya demorado mucho tiempo y el organismo haya formado una capsula defensiva alrededor.

¿SE PUEDE DAR LACTANCIA MATERNA DESPUÉS DE UN AUMENTO DE MAMAS?

El hecho de llevar un implante de mamas no contraindica la lactancia materna; la posibilidad de dar el pecho depende de la conservación de la integridad de la glándula mamaria, es decir, de no haber lesionado los conductos por donde debe de circular la leche.

Esto se consigue siempre mediante la vía axilar, la vía del surco submamario y en algunos casos de la vía areolar.

No se recomienda la posibilidad de lactancia materna en la mayoría de casos de vía areolar, cuando se asocia a mastopexia y en la mayoría de casos de mamas tubulares.

¿EL HECHO DE OPERARME DE PRÓTESIS DE MAMA PUEDE DIFICULTAR EL DIAGNOSTICO DE UN TUMOR DE MAMA?

Creo que este apartado es muy importante, y preocupa mucho a las pacientes.

Los tumores de mama, ya sean benignos o malignos son muy frecuentes, llegando a afectar a una de cada 10 mujeres a lo largo de su vida.

En los múltiples estudios practicados con pacientes que llevan implantes mamarios, NO se ha observado que exista una mayor frecuencia de aparición de tumoraciones mamarias.

Si se observó, y esto es beneficioso para las pacientes, que estas lesiones eran diagnosticadas en estadios más iniciales, debido a la mejor palpación y a los controles post-operatorios que se practican.

El problema se plantea en cuanto al diagnóstico radiológico temprano de las lesiones mamarias.

Evidentemente, la cirugía que incide sobre la mama deja unas huellas en la misma, y puede confundir en un primer momento el diagnóstico diferencial sobre las imágenes que se estén estudiando.

Nuestro consejo, en este caso es el siguiente:

  • En caso de antecedentes de cáncer de mama familiar, en pacientes con mastopatía fibroquística, o mamas de difícil evaluación por parte del ginecólogo o el radiólogo, estaría indicada como primera opción la vía axilar y la situación retropectoral.
  • Se debe informar al radiólogo de la intervención practicada, el cual decidirá la prueba y la proyección más indicada para cada caso.
¿QUÉ ES EL CONSENTIMIENTO INFORMADO?

Antes de la intervención, el cirujano ha de entregarle toda la documentación relativa a los beneficios y posibles complicaciones que se puedan presentar.

Esta documentación es específica para cada intervención quirúrgica, y debe ser leída y comprendida antes de ser firmada por la paciente.

Este documento se llama consentimiento informado, ya que autoriza al cirujano a practicar la intervención, y es imprescindible entregarlo antes de la cirugía.

Nosotros utilizamos los consentimientos informados redactados y distribuidos a sus miembros por la SECPRE (Sociedad Española Cirugía Plástica Reparadora Estética)

¿CUÁL ES EL TAMAÑO IDEAL PARA MÍ?

El tamaño , forma y tipo del implante a colocar debe de ser decidido conjuntamente entre la paciente y el cirujano.

Mediante las imágenes otras pacientes intervenidas se puede tener una idea aproximada del volumen deseado, pero de todos modos, hay que realizar unas pruebas de medición personales.

En las fotografías no se tiene en cuenta la altura, la envergadura y las medidas torácicas de la paciente, así como la proyección de las costillas y el desarrollo muscular; todo ello muy importante a la hora de decidir el tipo y medida del implante.

En la visita con el cirujano practicamos mediciones y pruebas que nos ayudarán a decidir el volumen mas adecuado para cada paciente, teniendo en cuenta sus gustos personales.

Si tiene alguna duda o desea consultarnos, puede ponerse en contacto con nosotros en el apartado.