La rinoplastia es una de las cirugías estéticas más solicitadas y demandadas del país. La verdad es que gracias a su popularidad también existen una gran cantidad de mitos que surgen a partir de ello.

Entre las mujeres, la rinoplastia es la segunda cirugía estética con más demanda, siendo la primera el aumento de pecho. Pero los hombres no se quedan atrás con ello ya que también forma parte de un aspecto fundamental en su rostro.

  • -Personalización: Muchos pacientes llegan a la consulta diciendo que quieren la nariz de un famoso o una estrella de Hollywood sin tener en cuenta que realmente existe una nariz para cada persona, con lo cual hace falta que se evalúen distintas cuestiones propias del rostro de cada paciente para que tenga la nariz más adecuada. Muchas veces, cuando decidimos hacernos una rinoplastia esto lleva a hacer algún retoque en el mentón o en la frente con el fin de que obtengamos un rostro sumamente armónico.

 

  • -Motivo de la rinoplastia: El motivo por el cual realizamos la rinoplastia también es importante. Hay personas que se lo hacen por un tema estético mientras que otras es debido a que existe un problema funcional que no pueden respirar o similar. Es importante que se indique desde el inicio cuál es el motivo que nos lleva a ello para que el especialista determine la mejor técnica.

 

  • -Postoperatorio: El postoperatorio de una rinoplastia es algo que hay que intentar cumplir al máximo. Esto quiere decir que se estará un día ingresado. Pasadas las 48 horas, se quitarán los tapones y a la semana la escayola. Seguramente la zona se va a inflamar bastante y al mes se verá realmente el resultado de la cirugía, no previamente. Es fundamental que para que todo esto vaya correctamente se hagan todos los pasos tal y como indique el profesional.