Liposucción corporal femenina

 

La herencia genética, los cambios hormonales, los embarazos, el aumento de peso o la menopausia, determinan que la grasa corporal se acumule excesivamente en algunas zonas mientras falta en otras. Esto provoca una falta de armonía en el equilibrio corporal, lo que, además de su inconveniente estético, condiciona la ropa que uno puede llevar (tallas distintas en cada zona del cuerpo).

Por la dificultad que supone perder volumen en las zonas que uno desea a la vez que se mantiene en otras, se ha inventado la lipoescultura, una técnica que consiste en “esculpir” la grasa, quitando donde hay excesos y manteniendo o rellenando donde falta.

Después de 15 años y tras miles de intervenciones practicadas, podemos asegurar que poseemos una buena técnica, además de segura, cuando se realiza en las condiciones adecuadas. Habrá que tener en cuenta las características específicas de cada caso para poder decidir tanto la técnica como el tipo de anestesia, que podrá variar entre local, local con sedación o epidural.