La creciente demanda en procedimientos de cirugía estética y las redes sociales podrían estar más vinculadas de lo que creemos, en 2017 el negocio alcanzó su nivel más alto con al menos 8.500 millones de euros, y algunos especialistas atribuyen este aumento a la necesidad de las personas de presentarse cada vez mejor en las plataformas digitales.

El presidente de la asociación de cirujanos españoles, Jesús Ruíz, responsabiliza al selfie por esta necesidad de realizarse tratamientos no invasivos o cirugías significativas en el rostro. Puntualiza que en las consultas las personas señalan no verse favorecidas en las fotos que se publican en Facebook e Instagram.

La cirugía estética y las redes sociales impactan de igual manera a distintas generaciones.

Los llamados babyboomers (nacidos en los años 60 en España) y los millenials (generación que comienza a inicios de los años 80) se sienten atraídos por los retoques faciales con bótox, ácido hialurónico y plasma para corregir imperfecciones o alejar las señales de la vejez, al encontrar que sus personalidades favoritas se muestran en el mundo digital cada día más “perfectos”.

Riesgos y peligros del vínculo cirugía estética y las redes sociales

Un procedimiento quirúrgico no debería estar relacionado con una foto de de perfil de redes sociales, porque estas imágenes suelen distorsionar la realidad a través de ángulos y filtros, además podría implicar riesgos en el resultado como:

  • Resultados desfavorables: algunas personas se obsesionan con parecerse a alguna celebridad, y al no tener la misma estructura ósea es muy difícil conseguir este resultado, por lo que requieren varios procedimientos, su recuperación es muy lenta y podría causar frustración el no alcanzar el objetivo.
  • Rostro desarmónico: una de las tendencias que marcó la relación entre la cirugía estética y las redes sociales durante 2016 y 2017 fue el aumento de labios exagerado, y la reducción del tamaño de la nariz, en ambos casos quienes que se realizaron este cambio ignoraron la composición natural de su rostro sin importar sus verdaderas necesidades.

Sería ideal que el nexo entre la cirugía estética y las redes sociales finalizara, pero en el mundo que vivimos solo parece crecer cada día, por lo que es necesario acudir a verdaderos especialistas para evaluar los cambios que se desean hacer en el rostro, considerar las mejores opciones y basar dichos cambios en una necesidad real.

Puedes seguirnos en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies