Dentro de las cirugías que se realizan mundialmente, la lipoaspiración o también llamada liposucción está considerada la segunda cirugía estética requerida por las mujeres. Esto hace que sin lugar a dudas las técnicas y formas hayan ido variando con el tiempo, teniendo la posibilidad así de mejorar y de poder obtener los mismos resultados de distintas formas.

Sin embargo, aún hay muchos que se cuestionan acerca de cuáles son los riesgos de una lipoaspiración.

La intervención consiste en sí mismo en retirar todos los excedentes de grasa que existen en determinadas áreas corporales. Como indicamos anteriormente, existen diversas técnicas como por ejemplo la lipoaspiración convencional en donde se colocan unas cánulas en donde se rompe y extrae la grasa, mientras que en las técnicas más modernas, lo que se hace es hacer uso de láser en donde la fibra óptica pasa por la región haciendo así que se transforme la grasa en aceite para que posteriormente sea retirada.

Algunos de los riesgos habituales que te puedes encontrar en la lipoaspiración es por ejemplo el hecho de que aparezcan hematomas o asimetrías. Esto puede llegar a generar un micro trauma en los vasos sanguíneos, haciendo que la grasa migre de un vaso a otro.

Solo en los casos más complejos podría llegar a haber una embolia del mismo.

A pesar de ello, lo mejor que se puede hacer siempre es seguir todas las indicaciones que nos dan los especialistas tanto antes como después de la intervención. En ocasiones, los riesgos aparecen porque la paciente no sigue las indicaciones que se le marcan, con lo cual resulta muy difícil tener realmente una recuperación adecuada.

Otra de las cosas que puede suceder es que se retenga mucho líquido o que haya una inflamación real de la zona.

Por ese motivo, es que hay que realizar la liposucción realmente con expertos en el tema, que tengan experiencia y que cuenten con las condiciones para hacerlo en un quirófano preparado para ello. El hecho de que en ocasiones se nos muestren ofertas para hacer una liposucción hay que tener cuidado, de que no se trate de algo que pueda ser peligroso para nuestra salud, pues en definitiva, no deja de ser una cirugía estética en la que hay que tener ciertos cuidados antes, durante y después de su realización.

Puedes seguirnos en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies