La imagen que nos brindan las televisiones, los famosos y la presión de la sociedad por estar en todo momento joven y hermoso, hace que exista una necesidad en tapar el envejecimiento en los españoles.

Gracias a los avances de la medicina estética, hoy en día podemos optar por ralentizar el paso del tiempo de nuestro rostro, algo que parece preocupar a todos.

Así es como más del 20% de los tratamientos estéticos que se realizan en el país tienen que ver con la necesidad de tener un envejecimiento facial. Si comparamos estos resultados con los del año 2012, en donde se habían llegado a registrar cerca de un 8%, veremos que el aumento es bastante considerable, lo que deja muy en claro la necesidad de retardar el envejecimiento de una u otra forma.

Existen muchos factores que hacen que el envejecimiento esté presente como por ejemplo la exposición solar, el estrés, la mala alimentación, el tabaquismo e incluso factores genéticos que terminan influyendo al envejecimiento general. Desde que cumplimos 20 años, nuestra piel empieza a perder colágeno y las fibras elásticas se van desorganizando.

Es a partir de los 30 años cuando las consecuencias se hacen mucho más visibles haciendo que hasta se vea en algunos casos un envejecimiento de forma prematura, lo que supone un gran inconveniente para la piel.

Es la prevención y el cuidado diario los que se convierten en nuestros grandes aliados y permiten así que podamos retrasar la aparición del tiempo.

Claro que gracias a distintos tratamientos de medicina estética tendrás una ayuda diferente que te dará ese empujón para retardar el envejecimiento y además para devolverle a tu piel toda la elasticidad sin necesidad de pasar por el quirófano.