Las tendencias que ocurren en la cirugía estética a veces traen el trastorno difórmico,  es un trastorno en donde uno piensa o cree que tiene defectos físicos o que algún defecto leve es peor de lo que es en realidad. Esa persona puede llegar a preocuparse demasiado con esa idea, la cual podría llegar a perturba e interferir con su vida diaria.

Hoy en día es muy frecuente que la gente busque formas y métodos para mejorar su aspecto físico, ya sea la causa por cuestiones de los genes o por su propio placer. Aparte de las dietas, el ejercicio, el maquillaje, etc., como se suele decir, todo es bueno con moderación, cuando se produce excesos en estas cuestiones uno suele tener lo que se conoce como el Trastorno Difórmico.

En estos casos, el paciente suele volverse obsesivo con las cirugías o otras modificaciones de su cuerpo. Como si su problema se encontrase en la parte externa del cuerpo, y no en el interior de la persona misma. Es por eso que a demás de ser un síndrome, también consiste en un tipo de distorsión cognitiva de su cuerpo, es decir que su imagen física que percibe de uno mismo se aleja mucho de la realidad. Ve su cuerpo de una manera muy distinta de la que realmente es.

Este trastorno no se puede llegar a solucionar con un cirujano plástico ni llegando a estar a la moda con las tendencias actuales de cirugías estéticas, ya que esto esta fuera del ámbito de lo corpóreo ya que la persona en cuestión nunca estará conforme con lo que ve en su espejo.

Hay profesionales que consideran que este trastorno difórmico puede ser un resultado de la ansiedad y de distintas cuestiones emocionales que hacen que estas personas se perciban de esta forma a sí mismos. Es por eso que es muy importante entenderse a si mismo desde lo físico y lo psíquico.

Suelen padecerlo más frecuentemente las mujeres ya que nos encontramos en un mundo donde la belleza se a convertido en un estereotipo. Los distintos medios de comunicación actuales muestran constantemente los diferentes “modelos” a seguir. Si bien es verdad que este padecimiento es común en el sexo femenino, los hombres no son una excepción de ello.

Es por esto que es conveniente que si una persona sospecha que tiene este trastorno, no a de recurrir a las tendencias dentro de la cirugías estéticas, sino que más bien debería preguntar a algún profesional de la salud mental como podría ser un Psicólogo.

Puedes seguirnos en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies