«El lipofilling constituye actualmente un tratamiento en auge, pues permite la restauración de vólumenes con tejido autólogo, por lo que la posibilidad de rechazo es virtualmente imposible.

En mi opinión es el procedimiento de elección cuando el volumen a recuperar es significativo y se buscan resultados a largo plazo. ¡Además nos brinda la oportunidad de reducir grasa en el abdomen o los muslos!«

La intervención se realiza bajo anestesia local, aunque también puede complementarse con sedación endovenosa.

En el primer tiempo de la cirugía se procede a realizar la liposucción, de forma a lograr suficiente volumen de grasa para infiltrar.

Una vez finalizada ésta, es imprescindible realizar un correcto procesamiento de la grasa, de forma a eliminar todas las partículas tóxicas y adecuar el tamaño de las partículas a la zona que se quiere rellenar. Finalmente, y bajo anestesia local también, se realiza el relleno, habitualmente en pómulos, mentón e incluso fosas temporales. La infiltración se realiza mediante microcánulas, por lo que las cicatrices suelen ser imperceptibles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies