Generalmente cuando se piensa en verano, automáticamente viene a la cabeza las vacaciones, sin embargo para algunas personas esto es sinónimo de poder hacer una cirugía en verano aprovechando el tiempo libre.

Según la creencia de la gran mayoría, el verano es una época un tanto contraproducente parar operarse pues debido a las altas temperaturas la cicatrización es mucho más lenta y por ende hay riesgo de que existan mayor cantidad de infecciones.

La realidad es que la mejor época para poder hacer una cirugía estética es aquella en la que el paciente tenga posibilidad de disponer de varios días de descanso, para estar en reposo si lo requiere y cumplir así con el post operatorio adecuadamente. Todo ello, ayudará a que haya una buena recuperación, por eso es que la cirugía estética en verano resulta una gran elección para muchas personas que aprovechan sus vacaciones para ello.

Los motivos son muchos. El ambiente en esa época está mucho más relajado, lo que hace que sea algo beneficioso para la recuperación y cicatrización. Además, si queremos que nuestra cirugía estética pase desapercibida, el verano es el momento ideal pues no hará falta dar muchas explicaciones en nuestros trabajos o poner excusas de por qué necesitamos varios días libres.

Existen técnicas que incluso es recomendable hacer en verano. Lo mejor como siempre, es obtener el asesoramiento y la sugerencia del profesional en cirugía estética para que nos ayude a tomar la decisión de cuándo es mejor hacer dicha cirugía.

Lo que hay que tener en claro también, es que si se decide hacer una cirugía estética en verano, dependiendo de cuál de ellas sea, puede que se pierda la temporada estival y no pueda exponerse al sol, ir a la playa o la piscina, por lo que puede ser un poco duro para algunas personas mantenerse dentro del hogar con las altas temperaturas.

En el caso de la medicina estética, no todas las técnicas se pueden llevar adelante en la misma época del año. Por ejemplo, las que hacen uso del láser generalmente no se pueden aplicar en verano pues no es posible tener la piel bronceada o no se puede tener exposición al sol, por eso se recomiendan en invierno.

En definitiva, sí que es posible hacerse una cirugía estética en verano, pero todo dependerá de cuál sea y la decisión de cada paciente.

Puedes seguirnos en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies