Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es una técnica que permite tener un aspecto mucho más juvenil y saludable. El blanqueamiento es un tratamiento dental estético que logra reducir los tonos del color original de los dientes dejándolos más blancos y brillantes.

El producto que se utiliza es a base de peróxido de hidrogeno o peróxido de carbamida, es un gel con PH neutro y contiene desensibilizantes para aumentar la comodidad del paciente.

Para quien está indicado

El blanqueamiento dental se puede realizar a un conjunto de dientes o bien a un sólo diente que pueda haberse oscurecido tras una endodoncia o trauma dental. Se lo puede realizar cualquier persona que desee tener sus dientes más blancos.

El blanqueamiento de dientes está indicado sobre todo para:

  • Envejecimiento de los dientes ( con la edad se van oscureciendo)
  • Manchas a causa de hábitos de comidas o bebidas.
  • Calcificación pulpar.
  • Fluorosis
  • Tetraciclinas
  • Dentinogénesis imperfecta.

 

Cuando esta contraindicado un blanqueamiento de dientes?

El blanqueamiento dental está contraindicado para:

  • Mujeres embarazadas o en estado de lactancia.
  • Niños menores de 14 años de edad.
  • En personas alérgicas a la resina.
  • En personas alérgicas al peróxido.

 

Técnicas y Tipos de Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental puede ser:

    • Interno: Se utiliza solamente en los dientes a los que se les realizó un tratamiento de conducto, es decir, los dientes no vitales. Si se trata de un diente endodonciado se recurre a la técnica del blanqueamiento interno que puede complementarse a su vez con las técnicas de blanqueamiento externo.

Blanqueamiento Dental Externo: Las técnicas actuales de blanqueamiento externo se basan en la utilización de dos productos: peróxido de carbamida (en general para tratamientos ambulatorios) y peróxido de hidrógeno (básicamente para tratamientos en clínica).

¿Cómo se realiza el Blanqueamiento de Dientes?

 

Lo primero que hay que realizar para blanquear los dientes es una limpieza profunda de los mismos. Después tomamos el tono de color pre-operatorio, se continua aplicando una barrera gingival en ambas arcadas, secamos los dientes y se aplica la materia en gel sobre la superficie del esmalte y aplicamos si fuera necesario lámpara de arcada completa (lámpara LED, como si fuese un láser) que activan el producto en todos los dientes a blanquear al mismo tiempo, con dos o tres breves pausas para renovar el producto blanqueador, dejándolo actuar entre 30 a 40 minutos.

Después de la última aplicación retiramos el gel, se enjuaga y se aplica flúor tópico para evitar sensibilidad.

Debe consultar su caso con el profesional responsable, para valorar la necesidad de realizar una o más sesiones, y el resultado que se puede obtener.

Resultados después de Blanquear los Dientes

 

La intensidad de blanqueamiento dependerá de cada paciente, de su color particular que deberá ser estudiado por el especialista para determinar las expectativas del blanqueamiento.

El blanqueamiento final obtenido permanecerá invariable en boca durante unos 2 a 5 años, dependiendo de cada paciente, de sus dientes, y de su cuidado. En cualquier caso, cuando decae el blanqueamiento, nunca se recupera el color inicial, siempre quedan más blancos. En este caso bastará un “recordatorio” del tratamiento de blanqueamiento para recuperar el máximo blanqueo inicial.

Las manchas externas que puedan ir apareciendo a causa de café, té, tabaco, Coca-cola, espinacas, complejos vitamínicos bebibles de hierro, enjuagues con colutorios a base de clorhexidina, podrán ser eliminadas mediante limpiezas bucales o el uso diario de pastas dentales.

Recomendaciones antes del Blanqueo Dental

 

Es aconsejable suspender las pastas dentífricas o enjuagues con flúor 15 días antes del blanqueamiento para así optimizar los resultados del tratamiento (el flúor “refuerza” el esmalte mediante la transformación de la hidroxiapatita en fluorapatita).

De igual manera deberán suspenderse 15 días antes los productos desensibilizantes en líquidos o pastas dentales (Desensín, Sensodine, etc.) a base de nitrato potásico y otros componentes que pudieran interferir en el blanqueamiento.

 

Recomendaciones Post Tratamiento de Blanqueamiento Dental

 

Después del blanqueamiento dental se pueden realizar los enjuagues con flúor y cepillados con pastas normales fluoradas (pero no coloreadas, durante dos semanas).

La primera semana posterior al blanqueamiento es importante cuidarse y seguir una “dieta blanca”, es decir, no consumir espinacas, vino tinto, café, etc. También se recomienda evitar el consumo de bebidas carbónicas y cualquier producto o alimento que provoque manchas o alimentos ácidos (piña, kiwi, cítricos).